sábado, 11 de abril de 2009

Historia de un amor.

Corria el año mil novescientos noventa y pico y yo, en mi adolescencia, me dedicaba cual acérrimo defensor de las prácticas de la adolescencia que tanto ayudan al pais, a ver televisión todo el dia. Entre los masajes de utilisima y uno que otro sostén en HBO, pasé por el canal de los deportes y sucedió algo que me inmovilizó; Ví al auto más hermoso del planeta a muschoscientos quilometros por hora deslizarse con la gracia de una gacela y la fiereza de un chetaah. Acababa de presenciar un pedazo del resúmen del rally de nosequeaño donde mostraban la coupé megane. Leer mas